2017/05/29

ELOGIO DE LA DUDA, de Victoria Camps

Entraste en la biblioteca, pasaste por la sección de novedades y escogiste este libro de Victoria Camps por varios motivos: porque era una novedad (eso se deduce de lo dicho antes), porque la autora es una filósofa conocida y reconocida, porque está bien salirse a veces de la novela y porque el título está directamente relacionado con el Buridán que da nombre a este blog.

El título prometía y también los primeros capítulos. En realidad se trata de una justificación de la tolerancia y un reproche contundente de los fundamentalismos históricos, religiosos, étnicos o nacionalistas sobre todo.

La duda está en la trastienda de la filosofía, pero también de la religión. Es ingeniosa la aseveración de que si después de la duda se da un paso, se avanza hacia la fe, pero si se persiste en ella, se pasa al agnosticismos, pero no te quedó claro cómo se determinan esos principios porque las urnas no siempre son la linterna que alumbra sin género de duda los principios. En unas urnas se votan unos principios y en otras, las contrarias: pensemos en la pena de muerte en algunos estados.

No se puede dudar de todo, por ejemplo, de la igualdad del género humano o de la dignidad inmanente a todas las personas. Por el contrario, hay afirmaciones que no ves tan claras al hablar de los fanatismos, así la siguiente: "salvar la vida del paciente es un principio médico indiscutible, pero es un fanático el médico que lo convierte en un principio a ultranza sean cuales sean las circunstancias que rodean a la vida del paciente.Es decir, no es el contenido de los principios lo que hace fanática a una persona, sino su actitud ante esos principios".

Después de la lectura te queda la duda de si se puede o no ser fanático en la defensa de la dignidad de la persona en cualquier circunstancia, visto que en la defensa a ultranza de la vida se pudiera caer en fanatismos.

Por último, la abundancia exagerada de citas de otros autores a lo largo del ensayo, le dio lustre pero no más claridad.



2017/05/26

ZONAS DE CONTROL Y SEGURIDAD CONTRA LA ESPECULACIÓN

Lees una entrevista al concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Oviedo, de Somos (Podemos), que podrá comenzar a ejecutar el proyecto 'Imagina un bulevar' que ideó como integrante del 15-M y que en resumen consiste en ganar para el peatón parte de lo que hoy es entrada desde la autopista de Gijón y Avilés.

http://www.elcomercio.es/oviedo/201705/24/sabiamos-desde-principio-proyecto-20170524000235-v.html

El éxito del colectivo en este punto es innegable y no se le pueden poner pegas.

Dicho lo anterior, para las grandes operaciones urbanísticas o hay expropiaciones a bajo coste (modelo izquierdista) o se construyen pisos en los bordes previa venta del suelo (modelo derechista-especulador). Caben modelos intermedios pero no serán muy abundantes.

No es justo entresacar una frase aislada del conjunto de la entrevista pero hay entrevistas en las que si se quita la propaganda queda poca chicha. La chica la encuentras en la siguiente pregunta/respuesta.

Pregunta: O sea que no rechaza usos residenciales
Respuesta: Viviendas tiene que haber, no especulación, pero sí las suficientes para crear zonas de control y seguridad.
En definitiva, que no siempre las viviendas son reflejo de la especulación pero tienen que ser suficientes para crear zonas de control y seguridad. Esto sí que es lo nuevo. Nunca deja de sorprenderte la innovación del lenguaje político para justificar lo injustificable o los nada extraños digos y diegos de ida y vuelta.

2017/05/24

LA VICTORIA DE PEDRO SÁNCHEZ

Pedro Sánchez, la opción izquierdista del PSOE, fue elegido nuevamente como secretario general en las primarias por las bases del partido pese a haber sido derrotado las dos veces en las que se presentó como cabeza de cartel para las elecciones generales.
Los afiliados apuestan nuevamente por Pedro Sánchez y desautorizan la línea moderada (o entreguista) de Javier Fernández. La victoria del nuevo secretario general es contundente y admite pocos matices pero le queda un difícil trabajo: escorarse a la izquierda para recuperar  los votantes socialistas que se fueron hacia Podemos pero diferenciarse lo suficiente de ellos para evitar que muchos votantes socialistas se decanten por un partido más a la derecha ante el temor a políticas demasiado radicales.
No tiene por qué dejar secuelas la pelea intrasocialista por la secretaria general: no las dejan las nominaciones del partido republicano o el partido demócrata a la presidencia de los Estados Unidos, fogueados desde hace décadas en esas lides, y no tiene por qué dejarlas aquí aunque nos falte experiencia.

2017/05/19

AMISTAD ÍNTIMA Y ENEMISTAD MANIFIESTA

http://www.elcomercio.es/oviedo/201705/16/instructora-pide-apartarse-relacion-20170516002010-v.html

La amistad íntima y la enemistad manifiesta son dos motivos clásicos de abstención para el juez, funcionario o incluso cualquier persona que por su cargo se vea en la obligación de investigar o resolver algún asunto en el que participe alguien con quien se mantiene una relación de estima o de aversión.

Hay amistades íntimas realmente peligrosas. Por ejemplo estos días algunos funcionarios del Ayuntamiento ovetense están intentando librarse del marrón que supone instruir un expediente disciplinario sobre la responsabilidad patrimonial de algunos veteranos concejales o exconcejales. Alegan para ello el trato personal, pero el trato personal no es causa de abstención. Si se lo admiten, en la resolución abstentiva tendrán que expresar literalmente que se aplica el motivo de amistad íntima en aplicación del artículo tal y tal. La funcionaria podrá justificar ante terceros que ella habló únicamente de trato personal, que de ella no salió esa palabra, que eso lo dijeron otros.

En esto de las abstenciones encuentras una cierta disimetría entre lo que se pide de la amistad (que sea íntima) y lo que se pide la enemistad (que sea manifiesta). Por cierto, la amistad íntima a lo mejor no es manifiesta porque se lleva en secreto; la enemistad manifiesta es más difícil de ocultar, aunque casos de discreción haylos. Tenemos, entonces, que resulta más exigente la causa de la amistad que la de la enemistad. Una amistad íntima puede requerir algunas pruebas delicadas que solo conocen los directamente afectados, mientras que una enemistad manifiesta se puede despachar sin comprometer a nadie.

2017/05/15

LA TREGUA, de Mario Benedetti

- Te va a encantar, dijo la bibliotecaria después de pasar el libro por el código de barras necesario para formalizar el préstamo. 
- ¿Acaba bien?, preguntaste. 
- Eso no te lo puedo decir.

A lo largo de la lectura no dejaste de pensar en la bibliotecaria, una mujer con encanto, pero de más edad que la deuteragonista (segunda agonista) de Benedetti, aunque no tanta como para no sentir las cuitas de Avellaneda -que así se llama la chica de la novela- , de la que se enamora un casi cincuentón a punto de jubilarse. Que de hecho se jubila al llegar al medio siglo, como si su trabajo hubiera sido de una penosidad merecedora de tal privilegio. 

¿O acaso, invirtiendo los papeles, ella se ponía en la piel del varón adulto? A saber. Será difícil encontrar las palabras precisas para, sin inquirir, averiguar qué es lo pudo encantar a la bibliotecaria. 

Santomé, un hombre equidistante toda su vida, después de algunos desahogos a raíz de su viudez, y tras no muchas vacilaciones, se declara a una administrativa del negociado en el que él desempeña un cargo de cierta responsabilidad. 

Benedetti dibuja con finura las miserias del trabajo oficinesco, la inquietud por el paso del tiempo, la relación con hijos muy diferentes, las componendas de la prensa, la vida en Montevideo. No son el nervio de la trama pero animan a la lectura y apoyan la veracidad del argumento. 

El título es una gran paradoja. Durante una tregua no pasa nada, pero justamente la novela se dedica a describir lo que le sucede a Santomé después de mucho tiempo sin que ocurriera nada y antes de que presumiblemente no vuelva a pasar nada. Después de tanta espera, esto es el ocio. ¿?Qué haré con él?

Una alegría encontrarse con la gran literatura. 




2017/05/08

SIEMPRE ESTARÉ A TU LADO, de Miguel Rojo

Haber acudido a la presentación de este libro y oír de boca del autor sus fuentes de inspiración te lanzó en pos de una lectura sesgada: la de averiguar si en la página o en el capítulo siguiente apuntaba una u otra de las ideas esbozadas por el escritor.

Con los mimbres de la presentación, sería una sorpresa que el relato acabara bien. 'Nunca me habían hablado en ese tono y eso me enfureció, como si me hubiera tirado con cubo de basura a la cara. Era, además, todo tan injusto. Me salía todo tan mal'.

El papá de Daniel cuenta en primera persona la treta que urde para escapar bien lejos con su hijo en una huida alocada y disparatada. Las peripecias que sufren oscilan entre lo triste y lo hilarante, recordándote por momentos las aventuras de un Manolito Gafotas pim-pam-pum de la separación de sus padres, nada fuera de lo habitual por lo que dicen. 'Nade podía humillarme tan impunemente como había hecho mi mujer'.

'En la derrota había también mucho alivio'

'No me quedaba ninguna salida como no fuera la rendición. O la muerte'.

2017/05/03

DESCORCHAR

Ves la semifinal de la Copa de Europa (aunque te niegas, cada vez dices más la Champions) entre el Real y el Atlético de Madrid en una de las sidrerías habituales, con un ojo puesto en la televisión y el otro en lo que acontece en la barra, tras la barra o en las mesas. ¡Cuantas veces expulsan a alguien o se produce alguna  jugada importante y no te enteras por estar atento a esas circunstancias que te entretienen!

Por ejemplo, oyes que el camarero de mesas pide al de barra 'una sidra sin abrir'. Y se la da (se la apurre). El camarero receptor la coloca en la mesa, donde se sientan dos veteranos sidreros. Entonces el camarero de mesas la descorcha con su abridor de bolsillo, pero allí queda de momento, sin inaugurar, sin oxigenar. La abrirá en un segundo paseo.

En un aparte malicioso comentas que nunca lo tendrás todo aprendido de las costumbres o manías sidreras.

- ¿Quieres que te diga la verdad? Estoy seguro de que uno de esos fue chigrero y como rellenaría botellas, piensa el ladrón que todos son de su condición.